Entrañable legado.

| |

                                                                                                                                                                                                    E.S.P. Miraldeyi Morales Trinidad+                                                                                                                                                                                                     “Enhorabuena Andrea. Creo que es                                                                                                                                                                                                          algo que te debías  a ti misma  y que                                                                                                                                                                                                        nos debías al grupo de enfermería”.

 

Hace años, leí  la frase “tendencia no es destino”. Para Andrea, este enunciado no cuadra. Su obra literaria, vida personal y trayectoria profesional …lo demuestran. (Miraldeyi Morales)

Nota: ¿ Cual legado?  El título del artículo hace referencia a la Reseña Literaria que  Miraldeyi Morales Trinidad escribió sobre la 1a. edición de mi autobiografía . Ella partió sin conocer los fragmentos que  se han agregado para la 2a. edición.

Hoy la he nombrado “Una luz en mis caminos” Autobiografía. Miraldeyi nos ha dejado un texto  de gran calidad . Su redacción corresponde a una eficaz valoración personal y crítica.  Se percibe una gran fidelidad hacia la intención comunicativa.  Habla con tanto conocimiento de  mi vida, tal vez porque nuestra cercanía laboral  y similares propósitos. Como resultado, surgió una profunda amistad.   

A continuación, la reseña :

Acuciosa como es…

Andrea inicia su Autobiografía con el relato de su infancia. Ante todo, aclara que sólo pudo rescatar información de cuatro generaciones. Mientras describe los escenarios familiares donde transcurrió la vida de sus ancestros y la propia, una puede sentir los sentimientos que le impulsaron. A través de su narrativa, el lector puede percibir y recrear con claridad la provincia, los solares familiares y la vida cotidiana de los pobladores en esa época.

Sin embargo el que  haya estudiado enfermería no es un hecho fortuito. Fue una decisión que sin ella saberlo,  tomo desde muy niña. Con una anécdota refleja, muy a su  estilo, su temprana vocación hacia esta disciplina.  Es sobre el quehacer de una partera quedice Andrea– “entraba a la casa con un maletín negro y al salir,  le había dejado un recién nacido a mi madre”.

¿Genética y entorno?

Acompañaba este hecho,  la simplista explicación que  unos padres acosados daban a una niña curiosa, cada vez que  esta situación se repetía. Por ello, decidió que “cuando fuera grande, ella quería vender niños como la partera” y expresa “creo que la genética y el entorno se combinaron para impulsarme hacia la profesión de enfermería”.

Género.

Tuvo una situación dual  en el afecto de sus progenitores. Producto del primer embarazo de su madre, la expectativa era que naciera un varón.

A partir de aquí, enfrentó situaciones que oscilaban entre juegos y actividades de asignación masculina (canicas, trompo, billar, dominó) y  femenina (como el cuidado y atención de los hermanos). Sin saberlo, desde su más tierna infancia, resistió situaciones relacionadas con el género. Lo más notable, es que obtuvo ambas visiones y su preparación le permitió aplicar lo mejor de cada una.

Activismo y ciudadanía.

Así como la siguiente frase fue parte de su vida: “Protestar contra las injusticias, es un compromiso que surgió desde  mis años de estudiante”. También tenía a flor de piel el interés por la igualdad, la equidad y el respeto a los derechos humanos.

Sin embargo, una triste experiencia en su estado natal le enseñó la frustración, la impotencia ante el autoritarismo tanto como la represión.   Quizá por ello diversificó  los métodos, las acciones. Decidió que la participación ciudadana, en busca de la justicia, la libertad y la democracia debería contener un ánimo colaborativo.

Formación y ejercicio profesional de la enfermería.

Se enfrentó a situaciones de franca discriminación por dos razones: primero, por ser mujer y segundo por ser enfermera. Una disciplina, según los cánones de la época,  dependiente y sometida. Es también en esta etapa que da muestra de su carácter fuerte y firme, quizá como resultado de todas las experiencias.

Juramento de enfermería de 1893.

Contestataria como es,  Andrea comenta: “Coincido con numerosas colegas que seguimos cuestionando este texto dada la evolución de la profesión y su rol en la sociedad. Hace más de un siglo que fue redactado.” “El Juramento refleja la imagen de una enfermera dependiente, sin sustento científico ni representación profesional. Omite el quehacer actual de enfermería y su objetivo principal: el paciente, su familia y la comunidad”.

Estoy de acuerdo. Es una tarea que se encuentra pendiente. Ojalá pronto se asuma y esas palabras dejen de ser repetidas sin reflexionar en su significado. Esto seguramente ayudará a tomar con mayor seriedad un compromiso con base en la realidad.

Rescata y propone  dos aportaciones.

Es su opinión, que como resultado de tantos debates, debieran integrarse al Juramento dos fragmentos, ambos provienen de fuentes  cuya fortaleza reconoce origen, verdad y justicia, estos son:

1.- El Juramento de las enfermeras militares. El  fragmento:  el espíritu de constante de superación, en beneficio de la Sociedad y la Patria”, lo sitúa en un contexto más actual y

2.- El de la Lic. Enf. Diana Bañuelos. El fragmento   No permitiré que ningún prejuicio de religión, etnia, ideología política, nivel social, enfermedad u otra condición se interponga en el cumplimiento del deber” no deberían faltar en ningún Juramento.

Parece que de manera temprana descubrió que el ámbito de acción de la Salud Pública, es de 360º-. Seguramente con ello abrió caminos a donde dirigir sus pasos. Donde quiera que sus inquietudes y las circunstancias la llevaron.

 Encuentro con la Salud Pública.

Se le presentaron  oportunidades insospechadas para intervenir en problemas de salud, de equidad de género y derechos humanos. Así mismo,  encuentra a la vez el  camino para su propia realización profesional. Llega a la conclusión de que,  el hecho de continuar con las actividades en el campo de la Salud Pública, es como ella lo asegura  “quizá una prueba de la capacidad adictiva de las mismas”.

Su introspección termina de esta manera: “Los propósitos y a veces utopías que guían a la salud pública tienen mucho de romanticismo. ¿Será que, al igual que el amor, todo el proceso fue manipulado para propiciar incluso reacciones químicas que influenciaran nuestra formación?  ¿Será que todo formó parte de lo mismo?” 

Asoma su poesía con la siguiente frase:  “Al estudiar consideré que la salud pública podría también definirse con las palabras con que Quevedo hablaba del amor “… es hielo abrasador. Es fuego helado. Es herida que duele y no se siente”. https://es.calameo.com/read/000776480713e35a5e181,

¿ Determinantes…sociales?

Circunstancias diversas parecen apuntar hacia el rumbo que tomó su vida. A las increíbles  oportunidades de realización que se le fueron presentando  respondió de manera asertiva.  Aceptó los retos que cada una de  estas significó en su momento.

Seguramente hubo costos. Los acepta, con una sobriedad y resiliencia  ejemplar. “Hoy entiendo que ser sobreviviente incluye buscar una explicación objetiva de las crisis vividas. Manejarse por sí misma, apropiarse del control de su vida, fortalecer la autoestima y revisar con mayor confianza las opciones para el futuro. Lo hice en varias ocasiones”.

1a . Edición , año 2012./2a. Edición año 2021.

La autora amalgama  toda una vida  de ejercicio profesional en el campo de la Salud Pública. Además de innumerables experiencias de vida obtenidas en México y otros países.

Personalmente siempre  he pensado que uno puede hacer el proyecto de vida que desee. Finalmente, es la vida misma la que nos llevará por diferentes derroteros, este es el caso de la autora de esta obra. 

Horizontes amplios y profundos.

Quizá nunca se imaginó que pudiera acceder a un nivel de realización tal, que proyectara su quehacer en ámbitos tan variados.

Entre otros logros,  reconocemos su incursión en la lucha por la equidad de género,  el acceso de las mujeres a su salud reproductiva y la defensa de sus derechos.  Como integrante de selectos grupos, impulsaba modelos, lineamientos y acciones para la atención post aborto en específico y para una maternidad sin riesgo. 

Experiencia holística.

A la actualización gerencial, clínica, docente y de alto desempeño sumaba el manejo de idiomas. Sabía que una amplia preparación, era básica para  responder a todas las oportunidades y experiencias que se le fueron presentando.

Este cúmulo de experiencias se vuelcan en  su narrativa desde el inicio. Captura la atención del lector y lo transporta, en cada uno de sus capítulos, al lugar  y el momento que describe, lo que permite un mayor disfrute.

Podemos visualizar esta obra, casi como si fuera una proyección cinematográfica. Identificamos  las características de los diferentes países,  su cultura,  sus bellezas naturales y los problemas lacerantes de su población. Andrea es especialmente sensible a estos.  Pienso que es el principal motor así  en las diversas actividades que realiza.

Doble o triple jornada.

De igual forma encontramos , un bosquejo de lo que ha sido y es Andrea Saldaña como mujer, hija, esposa,  compañera, amiga,  madre de familia, abuela feliz  y pilar fundamental de una familia.

Finalmente, es un claro ejemplo de lo que es el común denominador en la vida de una mujer enfermera. A ella,  no tan solo le tocó identificar la inequidad que vivimos las mujeres.  Asimismo, desempeñó varios roles en el contexto de su dinámica familiar.

Ámbito literario. 

Igualmente fue una lectora incansable, enamorada de la poesía. Siempre ha defendido su espacio para la creación literaria. Ha publicado poesía y cuento. Ahora nos sorprende con esta autobiografía que se caracteriza por ser un relato sencillo, ameno, diverso y de una enorme pasión por la salud pública y disciplinas que complementan su compromiso profesional.

Además de salir a flote la sensibilidad de su autora, está presente la actitud especialmente modesta, sin triunfalismos que siempre la ha distinguido. Por lo tanto, quizá sin proponérselo, la autora busca que esta obra represente una aportación para la construcción de la historicidad de un grupo: el de enfermería.

Por lo tanto, quizá sin proponérselo, busca que esta obra represente una aportación para la construcción de la historicidad de un grupo: el de enfermería.

Agradezco a Andrea,  Enfermera en Salud Pública, poeta, escritora pero sobre todo amiga, la oportunidad de ser comentarista,  específicamente de esta obra, con la que sin duda nos identificamos y compartimos muchos puntos de vista. Miraldeyi Morales Trinidad. 

Andrea Saldaña Rivera: Estimados/as lectores/as . Esta Reseña es ante todo, una entrañable herencia.  Las palabras de Miraldeyi y nuestra amistad fueron motor y aceite que me permitieron avanzar e iluminar los caminos que recorrí. Finalmente, pienso que afecto, alianzas y complicidades , son una prueba de que las mujeres somos”… unidas, invencibles”,  como lo he aprendido en la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias. Como me han enseñado maestras y compañeras en CEDPA y PLAN USA  “…cuando las mujeres avanzan, el mundo avanza con ellas” y como lo han dejado en mi vida tantas mujeres y hombres que han compartido conmigo lo mejor, lo más profundo. Gracias. Muchas gracias.

                                                  Padre Marco Cárdenas y Laura Muller de RCA, Chicago, Illinois. Entrevista 

                                                             

 

Anterior

Igualdad, desde nuestras raíces.

Testimonios…o Factores de Riesgo TEPT*

Siguiente
Configuración de privacidad
Utilizamos cookies para mejorar su experiencia al usar nuestro sitio web. Si está utilizando nuestros Servicios a través de un navegador, puede restringir, bloquear o eliminar las cookies a través de la configuración de su navegador web. También utilizamos contenido y scripts de terceros que pueden utilizar tecnologías de seguimiento. Puede proporcionar su consentimiento de manera selectiva a continuación para permitir las incrustaciones de terceros. Para obtener información completa sobre las cookies que utilizamos, los datos que recopilamos y cómo los procesamos, consulte nuestro Política de privacidad