en la tarde de toros…

| | ,

El silencio, ese cabrón que espero cada noche

ante todo, ese tan mal parido, simbólico y ausente,

sale por chicuelinas en medio del capote

ante el rumor que todo lo enmudece.

 

Será que la sordina se oculta con cautela,

a la madre el sosiego, además, no acepto disimulos,

por más que la muleta se empeñe tercamente

con pases imprudentes, valerosos y estoicos,

 

Finalmente, me parece que sigue sin rendirse, terca, libre y osada, la luna

con su luz de cuerpo entero, ahí sale a mi encuentro,

ahí, junto al silencio, tanto como el amor que yo más

quiero, en la tarde de toros, de este final incierto, traicionero.

 

¿Quien soy?https://es.wikipedia.org/wiki/Andrea_Salda%C3%B1a

以前的

Iluminado el tango y el placer

zh_CNChinese